Ritos Salvajes: Yo cazo, tú cazas, él caza

Cuando leemos ficción tendemos a distanciarnos de los hechos, disfrutar con el poder del voyeur al que no le afecta nada de lo que sucede. Encerramos los conflictos por lo surrealistas que nos parecen. En Ritos salvajes, Daniel Pérez consigue que nos veamos dentro de cada uno de los relatos en los que todo es tan ficticio como escalofriante.
Un rito no es más que la celebración de un mito, de algo que se cree verdadero. Pero las historias que forman el libro rompen esa distancia de seguridad y te hacen creer que puedes llegar a vivir las cosas que estás viviendo sean inverosímiles o no. Porque ¿qué pasaría si fuésemos los hombres quienes gestamos y parimos? Y si se nos encerrase en jaulas como los animales que somos. O peor, ¿y si de verdad tuviéramos que morir para sentirnos vivos?

“Forman parte de ti, se dice Daneel antes de que sus hijos lo deboren”
Inextinguible

El brillo de una luz puede guiar o cegar. Cuando miramos fijamente un faro empezamos a ver manchas, formas que distorsionan nuestro mundo. Inextinguible te lleva a fijar la mirada en una isla, en su faro y en su(s) habitante(s). Escribo esto con Cheated Hearts de fondo, con la velocidad del reproductor de YouTube en 0’25 para intentar entender cómo funciona el tiempo en Uudslukkelige. En la isla se esconde algo más que Kareen. La luz del faro proyecta sombras en las que Daneel es el que debe de parir y el legado se come, porque “She’ll take on high”.

En Uudslukkelige Saturno no devora a sus hijos, sino al revés. Daneel es el inmigrante, el que debe sufrir, el que debe tener hijos. ¿Qué pasaría si fuésemos los hombres quienes estamos delante de la luz cegadora y no detrás de ella cegando?

“Pa dice que la tierra es como una tabla. Y que en el final del horizonte hay rejas”
Zoo

En ese mundo hay terraplanistas, violencias, monos, hombres que parecen monos, rejas que atrapan, dinero que paga las rejas, música censurada, secretos y gente que se parece a Orson Welles.

Zoo no es tan diferente a nuestro mundo. El zoo solamente materializa los límites que ahora son invisibles, que no inexistentes. Los poderosos ya esclavizan, encierran, maltratan y disfrutan de ello confirmando que la maldad no conoce límites. Que es Saturno el que devora a sus hijos y no necesita dar explicaciones.

Me da miedo un mundo en el que se puede llegar a prohibir la fuerza de Coltrane en Sun Ship y la locura de Dudamel en Sensemayá.

“Hombres, cazadores y bestias. Se confunden: los hombres con las bestias, las bestias con los cazadores, los cazadores con los hombres”
Bestiario

El oso, Démon Ours, es otro Slenderman. Un objeto de hiperstición que surgió en 1589 y que forma parte de los habitantes de Daeyna. Igual que el Hiperhéroe, el oso está en las conversaciones entre padres e hijos en las que Daniel parece transcribir directamente una charla real.

Daeyna es el zoo y es Uudslukkelige. Los tres lugares son la ciudad en la que vivimos cada uno de nosotros, en las que no hay explicaciones porque “¿qué son explicaciones?”. Ahora desde el balcón huelo el repulsivo olor de los bares, el aroma del salitre, la calina, las apestosas mañanas de septiembre, octubre y primeros de noviembre. Alicante recoge todo lo que no soporta Tristán. Todas las ciudades son iguales en esencia, en todas hay cazadores, cazados, bestias que parecen hombres y hombres que se creen cazadores pero son bestias.

Daniel es Orson Welles en F for Fake: nos hace perdernos entre lo real y lo falso. La ficción podría llegar a manifestarse en nuestro mundo para reclamar su sitio. Los protagonistas descubren que nada de lo que creían es cierto porque la fe en que algo existe (o no) es una ilusión que te hace perder la inocencia, da igual la edad que tengas. Y eso es Ritos Salvajes: el miedo a que lo que conocemos sea realmente algo desconocido. El paso de la niñez a la adolescencia y de esta a la adultez, pasos que no siempre se dan a una edad concreta. Es el paso en el que nada es lo que era ni lo que creemos que será, porque es lo que es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Síguenos