Griezmann es el meme del caballo de Juego de Tronos

Griezmann de Juego de Tronos

El amor tiende a hacer una leyenda de sí mismo

y a mitificar retrospectivamente sus comienzos”

Al final se fue Griezmann. Y lo hizo como se suelen hacer estas cosas: tarde y mal. La relación Griezmann-Atleti termina como una de esas relaciones en la que ambos acaban hablando con sus amigos sobre lo mal que se comportó su ex con ellos. Ese momento en el que la cerveza le da voz a la frustración. El momento en el que Daenerys arrasa King’s Landing.

El final de Griezmann en el Atleti es el final de Juego de Tronos.

Griezmann llegó al Atleti y pilló a todos por sorpresa: un buen jugador con gol y capacidad defensiva. Pero nadie esperó lo que pasó después. El francés y Simeone fueron la pareja perfecta durante tres años hasta que todo se torció. El año pasado, el Griezmann de Tim Burton nos dejó uno de los momentos más lamentables que recuerdo en el fútbol. La relación ya estaba rota pero no quisimos verlo; la muerte de los Tarly. Ahora cuando veo el amor de Gabi y Torres por el Atleti pienso en Erich Fromm diciendo que “el amor es un atar continuado y no un súbito arranque”. Pero luego me imagino a Griezmann mirando a Cerezo y gritándole: “bb, tu amor ya no me coloca”. Y me parece precioso porque yo haría exactamente lo mismo que el bueno de Antoine.

Entre risas y carantoñas, todo parecía olvidado este año hasta que sucedió lo que suele suceder: no estaba olvidado. Así que Griezmann abandona el Atleti y los aficionados se sienten traicionados. Y todo por no haberse despedido dos años antes cuando las cosas empezaron a torcerse. La relación del Atleti con Griezmann se podría explicar con el meme del caballo de Juego de Tronos. Si todo hubiera terminado un par de años antes la cosa habría sido mucho más sencilla y todos habríamos salido ganando: Grizzi, Cerezo, los directores de la serie, los fans de Juego de Tronos y HBO. Ahora el único que gana es George R.R. Martin. Martin es Mendes.

Griezmann nunca tuvo la comunión con la grada que sí han tenido otros jugadores como Godín (o Adán LOL) pero no podemos negar que será difícil volver a ver un jugador así. Es lo que hay.  Asúmelo, sal de fiesta y descárgate Tinder. Con Jagger todo mejora. Todo menos las dos últimas temporadas de Juego de Tronos. Por algo existe el meme del caballo de Juego de Tronos.

Debo admitir que me aburro muy rápido, así que termino fingiendo interés y contestando con obviedades. El problema es que después de aburrirme, vuelvo a quedar. He aprendido que siempre hay un punto en el que las relaciones dejan de tener el mismo interés y he aprendido a irme. Porque ya me quedé muchas veces y siempre hacía las cosas tarde y mal. Muchas de mis relaciones se explican con el meme del caballo de Juego de TRONOS. 

Hay que aprender a dejar ir las cosas. En mi caso, me descargué Tinder y -desde entonces- las semanas van pasando mientras lo desinstalo y lo vuelvo a instalar. Supongo que cada uno supera las rupturas como puede. El Atleti tiene ante sí una cartera de jugadores de Mendes con los que puede entretenerse hasta que llegue la decepción y vuelva a buscar un nuevo ídolo en Transfermarket; HBO hará cuatro o cinco spin-off de Juego de Tronos; Weiss y Benioff volverán a destrozar alguna saga. Iremos a mejor o a peor pero toca asumir el cambio.

Juego de Tronos alargó su trama varias temporadas y la cosa no salió como esperaban. La trama -el guión- perdió varios puntos de calidad desde que Martin abandonó el proyecto y en ese momento la serie se convirtió en un Dragón imposible de controlar para los directores. Lo cierto es que cuando las expectativas se comen a la realidad es hora de dejarlo ir. Sin complejos; ningún drama.

No voy a ser el primero que descubra la bajada de nivel de Juego de Tronos. Tampoco seré el primero en decir que parece que los personajes se hayan dado un golpe en la cabeza y se hayan quedado imbéciles. Pero me gusta que Juego de Tronos se haya convertido en una Sitcom porque en ese campo siempre gana Nick. Y Poniente se merece adorar a un líder como Nick.

Siempre hay un punto clave que nunca hay que superar. Una especie de Checkpoint que siempre superas -y siempre eres consciente que estás rebasando- que indica que todo lo que está por venir no va a traer nada bueno. Y me siento como Sam abandonando la comarca y diciendo que nunca había estado tan lejos de su casa; la Batalla de los Bastardos.

Al final, el Atleti terminará conformándose con cualquier otro jugador, igual que los aficionados de Juego de Tronos terminarán enganchados a otra serie que seguro que es mil veces mejor y no entenderán cómo pudieron perder su tiempo viendo una temporada tan mala como la última de Juego de Tronos. Al final, el único que gana es Martin y el que hizo el meme del caballo de Juego de Tronos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Síguenos