Ajuste de cuentas

Si pudiera empezar de nuevo,

volvería a cometer los mismos errores,

a dar los mismos rodeos, a decir las mismas

tonterías.

Porque si no lo hiciera

viviría otras experiencias

y la vida

probablemente me iría mejor,

mejor de lo que me ha ido,

mejor de lo que me irá.

Pero entonces

jamás hubiese escrito el poema de amor número veinte,

ese que nunca escribí

pero que cumplí fielmente

con todas las mujeres que conocí.

Si volviera a empezar de nuevo,

tendría miedo y vergüenza

de mi valentía y mi madurez.

Y buscaría el fracaso.

Buscaría la incertidumbre.

Buscaría el dolor.

Y con todo eso, con mis fracasos, mis dudas,

mi dolor,

te buscaría a ti.

No renunciaré, no, nunca lo haré.

No renunciaré a esta vida de perros,

a estos años de tristeza y soledad

que maravillosamente me llevaron a ti.

Pobre de aquel hombre al que la vida

le sonríe desde la cuna.

Jamás podrá apreciar lo que tiene.

Seno - Librería Luces

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Síguenos