Enrique Redondo de Lope

Amante de los caballos, de las vanguardias rusas y de las kokotxas. Mientras que suene la música que no pare el baile
Close

Síguenos